Detrás de un gran negocio, hay grandes expertos | otter

Otros proyectos

Detrás de un gran negocio, hay grandes expertos

Por Aynoa Morán y María Carvajal
Agosto 2022 

Entras a uno de tus locales o tiendas favoritas y te impresionas una y otra vez de lo que te rodea: los productos que te gustan, el buen servicio al cliente y sobre todo, del diseño del espacio tan original y estratégico que han conseguido, que has pensado en usar de inspiración para tu propio diseño de interiores.

Todo esto que tanto te gusta y que se ha quedado en tu imaginario, esconde detrás el trabajo en conjunto entre el cliente y un equipo de profesionales que han sido su guía: carpinteros/as, arquitectos/as, interioristas, diseñadores gráficos, entre otros. No hay duda de que uniendo conocimientos en distintas disciplinas se consiguen los mejores resultados.

Queremos que al poner en marcha los muebles de tu negocio, tengas en mente todo lo que está detrás, te invitamos a hacerte estas preguntas y a disfrutar el proceso:

Fotografía: Aynoa Morán

  • ¿Has trabajado la idea y el concepto en profundidad? Esto no es solo pensar “nuestra panadería será como X añadiendo Y”, y hacer un remix de referencias para diferenciarte de la competencia. Se trata de entender realmente la idea que hay detrás de ese negocio, que necesita un local para cobrar vida. Ese espacio será el vínculo con tus clientes. Cuanto más entiendas el para qué lo vas a crear en primer lugar, y cómo quieres que se sientan tus clientes, más información y referencias genuinas tendrán aquellas personas que te ayudarán a crearlo y podrán hacer de tu idea un espacio único.
     
  • ¿Tienes una estrategia de marca? Para dar respuesta a esta pregunta, haber pasado por el punto anterior es fundamental, así no empezarás “la casa por el tejado”. Tu futuro negocio no es solo un local en el que vendes algo, puedes conseguir que sea una experiencia y un lugar de encuentro para aquellas personas afines a ti y tus valores. Trabajar con un especialista de esta área, hará que todas las capas de cómo se expresa tu negocio sean coherentes, empezando por el espacio físico y pasando por la web, las redes sociales e incluso la atención al cliente.
  • ¿Cómo imaginas tu espacio? Cuando has transitado por los pasos previos, llega el momento de empezar a darle forma y poner todos esos conceptos en imagen. Piensa en tu identidad gráfica, en el diseño de interiores, en la decoración y todos esos elementos físicos y digitales con los que interactúa tu cliente. Todo ello forma parte de la experiencia de usuario y es algo que debemos cuidar de principio a fin. Sabemos que cuando empezamos hay aspectos que intentamos cubrir de manera autodidacta, sin embargo aconsejamos que busques a los profesionales adecuados para que podáis crear un equipo que dé una solución unificada y potente a tu idea. Aunque eso haga aumentar el presupuesto inicialmente, sin duda te ahorrarás tiempo y errores (y eso es dinero también) y el posicionamiento de tu negocio inicialmente será mejor.
     
  • ¿Qué muebles tienes en mente? Aunque aquí te la presentamos al final, esta pregunta en realidad debería hacerse durante el desarrollo del punto anterior. A menudo en las reformas o procesos de construcción, los muebles a medida o la carpintería se quedan para el final, y es una pena que tu inversión en la creación de este proyecto quede desigual, habiendo más en el continente que en el contenido. Si cuentas con un arquitecto/a o interiorista desde un inicio, se asegurará de que si hay muebles a diseñar se tengan en cuenta desde el principio, y cuando llegue el momento podáis ponerlos en marcha.


Los elementos y procesos que se esconden detrás de un negocio bien hecho son claves para su éxito. Tómalos en cuenta y decide empezar el tuyo de la mano de expertos que puedan llevarlo a cabo sin complicaciones, asegurándote los mejores resultados.